El Diablo en el Tarot y sus Combinaciones con otras Cartas

El Diablo

Quizás es, junto con el arcano mayor de «La Muerte», una de las cartas más temidas y desconocidas del tarot, su aparición dentro de una tirada es como el presagio de algo funesto que pudiera ocurrir o una influencia maligna.

Sin embargo, hay que profundizar en lo que nos quiere decir El Diablo en el tarot, así como con las posibles combinaciones con otras cartas que se pueden dar durante una tirada.

El arcano mayor de El Diablo y su significado en el tarot van a depender, directamente, de la posición que ocupa, así de cómo está en la tirada, si al derecho o al revés, al igual que aquellas que dotan de significación a la misma.

Gráficamente en el tarot de Marsella tiene una gran riqueza, pues muestra a un ser antropomorfo, en tonos azulados, que tiene atributos de hombre y de mujer, garras afiladas y alas amarillentas de murciélago, yelmo coronado con cornamenta y, elevada sobre una esfera dorada que es muy simbólica.

En su mano derecha porta una especial de antorcha o fusta. A sus pies hay dos seres, antropomorfos, de color encarnado, pero con atributos de animales que están atados con las manos a las espaldas y en el cuello una soga como la que llevaban los esclavos. Igualmente portan una especie de yelmo o diadema con cornamenta.

No se trata de una carta sencilla de leer, todo lo contrario, pues sus significados son variopintos. Nos encontramos que no es un arcano mayor que tenga una relación ni con el mal, la brujería o el mal de ojo ni nada de eso.

El significado de El Diablo en el tarot está más relacionado con la libertad, el libre albedrío, pero advirtiendo de los vicios, las malas costumbres, el placer carnal sin importar las consecuencias.

Cabalísticamente tiene una relación con el planeta Saturno y con Marte, siendo su letra en el alfabeto hebreo Samech. Está vinculada al signo de Capricornio en las Astrología y el elemento es el Fuego.

En la numerología es el 6 o el 60 que es una alusión al amor o a los amantes, que son esclavos de los sentimientos.

Ese diablo que aparece en el naipe puede ser, perfectamente, un sátiro que muestra lo lujurioso y los impulsos, la sensualidad, el deseo y la pasión incontrolada.

Igualmente puede ser esa parte oscura de cada persona y las figuras que aparecen a sus pies se interpretan como ese sometimiento y la voluntad de los individuos.

Significado de El Diablo al derecho

El Diablo al derecho en el tarotCuando en la tirada sale al derecho nos encontramos que puede referirse a la pasión y a las adicciones -que no tienen por qué se de sustancias prohibidas-, también a los bajos instintos del ser humano.

Simboliza enfrentamientos y luchas, los problemas y los conflictos que puede haber y todas aquellas causas que someten nuestra voluntad o lo que se escapa a nuestro control.

Significa el Diablo en el tarot la pérdida de la responsabilidad -que se puede dar en el trabajo o a nivel personal- y que hace, que aunque se desee esa liberación, no se pueda.

Invita a vencer a los temores y a cargar con la responsabilidad o las culpas, la capacidad de autocrítica de la persona, así como tratar de salir del yugo al que se nos puede someter por parte de otra persona. A recobrar la esperanza y dejar lo negativo a un lado.

También indica que la persona es materialista y tiene apego por el dinero o la riqueza. Simboliza a alguien que tiene una fuerte personalidad y también el deseo de controlar, aunque también puede ser controlado.

Amor

Está carta de El Diablo relacionada con el amor nos dice que la pareja tiene una fuerte atracción y carga sexual, pero los sentimientos no son claros, aunque hay deseo, casi lujuria, lo cierto es que las emociones no son sinceras y, tal vez, con el tiempo, lleguen a serlo cuando se estabilice esa pasión inicial.

En una pareja que lleva más tiempo unida es la vanidad y la competencia, el control de una de las partes hacia la otra y las discusiones. Si no se tiene pareja es la atracción que despierta una persona muy sensual pero que esconde un lado dominante.

En líneas generales se considera una buena carta en la tirada para saber cómo funciona esa pareja y los sentimientos que tienen el uno hacia el otro sabiendo que hay matices dentro de la misma que no son positivos y que deberían solucionar.

Trabajo

Hay intensidad a la vez que compromiso y eso hace que se funcione bien y se tenga instinto en el puesto de trabajo o en el negocio.

Si tiene socio es bueno tener una compatibilidad pues, de lo contrario, uno de los dos querrá dominar las decisiones y tener el control.

Hay sorpresas que serán positivas en este aspecto. Igualmente nos indica el arcano mayor de El Diablo en el tarot que nos encontramos ante una persona que suele mezclar trabajo con relaciones que pueden ir más allá de lo laboral.

Dinero

Es muy positiva, pues nos habla que se está en un bueno momento para las relaciones económicas y financieras, para las inversiones, así como para tener contratos o firmar acuerdos que serán muy ventajosos para la persona.

Cuidado con los engaños o las malas intenciones de quién se acerca ofreciendo tratos muy rentables.

Significado de El Diablo invertido en el tarot

Diablo invertidoCuando sale invertida tiene un significado muy positivo, pues es la energía buena que surge, las cosas o situaciones que te asfixiaban van a quedar más liberadas, debiéndose replantear los proyectos y las metas.

En el terreno de las relaciones -de amistad, de pareja- es la liberación de las ataduras que te resultaban incómodas.  Tal vez sales con un grupo de amigos/as que imponen su criterio o que no te escuchan, que eres de la típica persona que se dejan llevar o que todo le parece bien.

Supone la salida en la tirad de tarot de El Diablo invertido la visión que se tiene de las cosas desde otra perspectiva, no se es tan materialista y se vive más todo lo que son las emociones. Usa tu ingenio y tú inteligencia y podrás llegar más lejos de lo que crees.

Amor

No es una carta tan beneficiosa para la persona, pues previene que habrá una decepción, alguien que se caerá del pedestal que estaba y que puede ser que será debido a unas circunstancias muy particulares. Debes replantearte las futuras relaciones.

En la pareja también puede ser el cese de todo lo que son conflictos y situaciones que resultan estresantes y delicadas.

Es una buena forma de dar paso a una nueva etapa en la que se deje atrás esos momentos más sensibles. La carta de El Diablo indica que se manifiesta lo bueno y lo malo en una relación.

Trabajo

Es conveniente no hacer nada extraordinario en el trabajo, ni aplicar cambios ni formas de trabajar, mejor estar en una línea de estabilidad que hacer experimentos.

Hay que comunicar mejor lo que se quiere y tener cuidado con las envidias de las personas que pretenden ganar posiciones o escalar a costa del trabajo de los demás.

No se deben tomar decisiones precipitadas y no te dejes llevar por lo que parece algo en apariencia, pues puede que caigas en el error de juzgar precipitadamente y sea peor las consecuencias que ello tiene, máxime cuando en verdad es erróneo.

Dinero

Cuidado en este sentido, pues este arcano mayor del tarot de Marsella nos advierte que se puede ser víctima de una estafa o que te pueden pedir un préstamo que será difícil que te devuelvan y será dinero perdido.

Te conviene tener un punto más agudo de desconfianza, sobre todo con personas que te son cercanas.

Combinaciones de El Diablo con otras cartas del tarot

Es una carta que implica combinaciones que pueden ser muy llamativas, pero que siempre hablará de la atracción entre las personas, del dominio, así como de los deseos que se tienen.

En función de esas mismas combinaciones los significados cambian entre las diferentes parejas de los arcanos mayores que se pueden tener.

El Diablo y El Mago

Significa la capacidad que se tiene de dominar a la otra persona, hay que tener especial atención, pues si el Diablo está a la izquierda es que se domina y la izquierda que se es dominado.

Hay relaciones afectivas que son intensas e impulsos que son irrefrenables, tanto que se puede buscar el placer inmediato sin tener en cuenta lo que puede traer como consecuencia.

En lo laboral cuidado con los proyectos y con las irregularidades que se pueden cometer dentro de los mismos, pues puede ser negativo para la persona que consulta o sobre quién recae la consulta.

El Diablo y La Papisa

Supone la ausencia de deseo o de atraer a los demás, se está en un periodo en el que no apetece estar con nadie y se busca más la reflexión y la soledad. Hay que respetarlo.

Por otro lado, La Suma Sacerdotisa en unión con El Diablo en el tarot indica el peligro de caer en un periodo de ostracismo y de soledad.

El Diablo y La Emperatriz

Es una combinación de cartas del tarot interesante, pues habla del sexo en la pareja y de los sentimientos confusos por parte de uno de los dos.

En lo económico habla de un momento brillante así como de las inversiones que se pueden ver impulsadas por la positividad.

El Diablo y El Emperador

No habla de la pasión y el autocontrol que se pone de manifiesto en la pareja y en las relaciones con otras personas que también pueden ser en el ámbito familiar o profesional.

Surgen amistades con los que se podrán tener uniones muy sólidas y serán buenos consejeros. Saldrás airoso/a de los conflictos personales o profesionales, pero también debes analizar las dificultades por donde te han venido para no incurrir más en ellas.

El Diablo y El Papa

Indica que es importante que la sinceridad se aplique a todas las acciones de consultante, ya que de no ser así es posible que te pillen en la mentira y se salga perjudicado.

Debes trabajar en ello y tener el esfuerzo necesario para calmar situaciones que pueden ser estresantes y que precisarán de tu generosidad y comprensión. Trata a las personas de forma justa y equitativa.

El Diablo y Los Enamorados

Es posible que puedan aparecer discusiones y problemas en la pareja, decepciones o traiciones.

Si la relación no funciona como queréis cuidado de no incurrir en infidelidades, no es bueno y te perjudicará. El futuro puede ser bueno si aplacáis el malhumor que a veces brota, así como elimináis las dudas con mucho diálogo.

El Diablo y El Carro

Esta combinación de arcanos mayores del tarot significa la astucia que se pone de manifiesto en los momentos necesarios y que precisarás de ella para vencer los conflictos que salen.

Tras una disputa tu posición saldrá reforzada, así como las actitudes hostiles no pasarán de ahí. Ten más diplomacia sin perjudicar a tus intereses, pero tampoco perjudiques los de nadie si puedes evitarlo.

El Diablo y La Justicia

Anuncian estas dos cartas juntas en la tirada de tarot que se debe poner en orden en esos aspectos de tu vida en el que en la actualidad reina el caos.

En las relaciones de pareja hay relaciones íntimas intensas y sentimientos ocultos, debes atender a estos antes que dejarte llevar por el placer.

El Diablo y El Ermitaño

Puede que haya algo que se ha quedado atrás que precisa de tu atención y prudencia. No dejes olvidado eso, pues el tiempo, en este caso, no lo cura todo y acabará saliendo de nuevo.

Hay situaciones de desconfianza a las que debes atender así como a relaciones laborales que esclarecer para que esos problemas no vayan a mayores.

El Diablo y El La Rueda de la Fortuna

Se acercan cambios que serán positivos, relacionados con el dinero. Saldrán tratos rentables, pero debes leer siempre la letra pequeña. Hay una interesante evolución en la economía.

Con respecto al amor la combinación de cartas de El Diablo y La Rueda de la Fortuna es muy interesante, ya que nos avisa de un gran movimiento en ese terreno, pero que que serán relaciones pasajeras.

El Diablo y La Fuerza

Significa esta combinación que hay una trasformación interior importante, así como situaciones que se escapan al control que queremos sobre ellas.

Debes esforzarte más en gestionar tus asuntos -profesionales o personales- y rechazar sin contemplaciones aquello que sabes que te puede dar problemas.

El Diablo y El Colgado

Advierten estas dos cartas de una relación que se aproxima -o ha llegado ya- y no será buena para ti, te hará sentir mal, te generará dolor.

Cuidado con las inversiones o en cómo te gastas el dinero, pues corres el riesgo de perderlo, siendo necesaria mucha prudencia para no verte en apuros.

El Diablo y La Muerte

Nos hablan de profundos cambios en la vida del consultante, momentos de ruptura, pero es importante recalcar que todos ellos serán para mejor.

Es una evolución, un camino, por la que hay que pasar para lograr dejar atrás todos esos lastres que tienes del pasado.

Se han combinado dos de las más temidas cartas de cuantas componen los arcanos mayores del Tarot de Marsella o de cualquier baraja que sirva para predecir el futuro.

El Diablo y La Templanza

Contrarresta La Templanza la posible negatividad de El Diablo en el tarot, por lo que nos anuncian esas dos cartas juntas en la tirada de momentos de paz y estabilidad.

Se encuentra el consultante en una etapa en donde podría aprovechar para marcar una línea de actuación para el futuro que le resultará provechosa.

El Diablo y La Torre

Las malas actitudes del pasado o el presente pueden llevar al consultante a una perdida, una desilusión o un fracaso. En su mano puede estar el evitarlo, ya que el tarot aconseja y avisa sobre situaciones futuras para precisamente corregir comportamientos.

Si te sientes incomprendida/o debes alzar la voz -que no significa gritar sino que se te escuche- para hacer saber cómo te sientes. Se solucionará, aunque te sepa a fracaso en un principio

El Diablo y La Estrella

Son proyectos futuros importantes, así como la conexión que se tiene con otras personas que saldrá bien y será positivo para ti.

Implica EL Diablo en el tarot las tentaciones y una conducta errónea si se mira a medio plazo, pero la aparición de La Estrella hace que el significado de esta combinación de cartas no sea del todo negativo.

El Diablo y La Luna

Nos habla de que hay que prestar atención a los asuntos de pareja, máxime si atraviesas por una situación sentimental delicada. Debes actuar con más proximidad y no con lejanía o frialdad que sólo empeora las cosas.

Cuando la pregunta trate sobre el amor y el consultante no tenga pareja, estas dos cartas del tarot indican que hay que ser más realistas y poner los pies en el suelo. No ilusionarnos con quien puede que no esté a nuestro alcance o no nos convenga.

El Diablo y El Sol

Existen sentimientos muy fuertes y sinceros, estás en una relación perfecta, aunque tengas tus momentos de crisis. No obstante, procura tener un tiempo para ti misma/o alejado de tu pareja, unas horas en las que puedas detenerte a ver el mundo sin el prisma o presión de la otra persona.

Esta es una combinación que hace que la influencia negativa de El Diablo en el tarot se atenúe por el poder y la gran energía positiva del arcano mayor de El Sol.

El Diablo y El Juicio

Anuncian reencuentros que son importantes y noticias de personas que hacía tiempo que no sabías de ellas. Empléate a fondo en la labor que tienes encomendada pues irás para arriba.

En el amor significa, o bien la consolidación de una relación existente, o la posible aparición de una persona en tu vida, pero esto último se producirá de una manera muy lenta.

El Diablo y El Mundo

Significa la búsqueda de la perfección, aunque no se tenga. Se querrá avanzar más en la relación teniendo un mayor grado de compromiso con la otra persona. Cuidado con las ambiciones.

Es una gran carta del tarot El Mundo, pero en este caso no lo es tanto por la aparición de El Diablo junto a ella, aunque en gran medida es siempre El Mundo quien le gana.

El Diablo y El Loco

No es una buena combinación, pues nos habla de las dobleces en las personas, de las dos caras, de las traiciones y de los malos amigos, de las personas tóxicas que nos generan conflictos y de las que nos debemos alejar.

Estas don las diferentes combinaciones de El Diablo con otras cartas del tarot y cuyos significados también variarán si salen al derecho a invertidas durante la tirada para averiguar el provenir.